Algo más que un Refuerzo Escolar en Cáritas Requena

Algo más que un Refuerzo Escolar en Cáritas Requena


El proyecto “Refuerzo Escolar” en Cáritas Requena comenzó en el curso 2013-14. Iniciado aquel curso escolar, dos voluntarios con inquietud hacia la educación nos planteamos dar un servicio de apoyo a las familias participantes para ayudar a sus pequeños a hacer los deberes. La actividad se realizaba en los locales de la Fundación Hospital de Pobres, compartiendo salas con los niños y niñas de catequesis de Comunión. Unos diez niños, entre 6 y 10 años, recibieron atención los lunes y miércoles durante una hora, aquel año. Si hay algo que recuerdo bien de esos inicios es el frío que pasábamos en el invierno y la calidez e inocencia de aquel grupete de chiquillos. Algunos de ellos siguen hoy con nosotros.

El tiempo avanzaba y el proyecto se enriquecía con nuevos chicos y chicas y nuevas personas voluntarias, y se dotaba de una estructura que en sus inicios se dejaba casi a la fortuna. De ser casi una aventura a descubrir cada día, hemos madurado para tener una organización, unas normas y criterios que los niños conocen y cumplen. El segundo curso, el Refuerzo Escolar se trasladó a la sede de Cáritas en el edificio de María Inmaculada, donde están la acogida, la despensa y el ropero, y una serie de salas más grandes que utilizan los Juniors el fin de semana. Habíamos ganado en amplitud y en luz y aquello nos iluminó el vasto camino que se nos abría por delante. El buen hacer de la dirección, de los sacerdotes y del voluntariado hizo de altavoz para que valiosas personas se incorporaran al equipo, con lo que pudimos llegar a ofrecer cuatro tardes semanales, los días lectivos de lunes a jueves. Y además de hacer las tareas para casa, tuvimos dinámicas, alguna película y meriendas al fin de cada trimestre. Y los lazos se multiplicaban y se hacían más fuertes con aquellos niños que crecían –en estatura y sabiduría– y el aula se llenaba de sonrisas, de abrazos y alguna que otra regañina cuando tocaba.

Curso tras curso llegamos al que ya acaba de concluir. Ha sido tal el interés por el “repaso en Cáritas”, como ellos lo conocen, que hemos habilitado dos aulas con todo su material (pinturas, lápices, archivos de fichas, diccionarios…) en las que dividimos a los niños por edades: de 6 a 10 años en “pequeños” y de 11 en adelante en “mayores”. Cada tarde de las cuatro semanales atendemos al menos dos personas voluntarias en cada aula, una hora a los pequeños y hora y media a los mayores. Han sido 36 niñas y niños los que han podido aprender a hacer un esquema o a restar llevando, gracias a la inestimable labor de 22 voluntarios y voluntarias durante el presente curso.

Pero nuestros niños crecen y tienen que pasar al instituto, y allí los juegos son muy diferentes a los del cole. En “mayores” las conversaciones, las actitudes y alguna confidencia que se les escapaba, nos hizo plantearnos otro tipo de refuerzo que únicamente el académico. La gran parte de esos chavales y chavalas habían tenido contacto con elementos que, sin conocerlos y aprender a utilizarlos, podrían llegar a causarles un perjuicio, cuando no una adicción que comprometiera su crecimiento. A propuesta de una voluntaria y previo conocimiento y autorización de nuestro párroco y director, contactamos con Inmaculada Muñoz, la psicóloga responsable de la Unidad de Prevención de Conductas Adictivas del Ayuntamiento de Requena, que con gran generosidad se ofreció a darles unas charlas y aclarar sus dudas. Así que entre los meses de febrero y mayo nuestros adolescentes han tenido cinco sesiones en las que no han aprendido álgebra ni historia de las civilizaciones, sino cómo les puede afectar el abuso de una sustancia.

Cartel curso de prevención de adicciones Requena.

Cartel curso de prevención de adicciones Requena.

Ha sido tan diversa la temática de este programa, que se ha tratado desde la adicción a las nuevas tecnologías (andan inmersos a toda hora en Instagram o Whatsapp) hasta al tabaco o al alcohol. Inma les instruyó desde el primer momento en inteligencia emocional, tratando de que identificaran sus emociones, entendieran qué significa cada sentimiento y lo supieran gestionar. Y hasta les puso deberes para casa, proponiéndoles que se atrevieran a decir “te quiero” a quienes –quizás– más nos cuesta a veces: a nuestra familia. La toma de conciencia y el control de sus emociones es el primer paso para que estos chavales no cedan a la presión del grupo, a la curiosidad o al miedo a ser diferentes y caigan en un consumo abusivo de sustancias perjudiciales. Fomentar su autoestima, mermada o herida en tantas ocasiones, es también un paso de gigante en su protección. Hubo momentos de asombro ante la cantidad de compuestos malignos que contiene un cigarro, una cachimba, un vaper o un porro. O expresiones de desasosiego ante lo lejos que puede llegar una foto o un mensaje que vierten en una red social de forma irreflexiva y casi compulsiva. La nube, que tanto entretenimiento y relaciones de amistad les ofrecía, se les tornó algo gris y tormentosa.

La última sesión fue más práctica, e intentaron desenvolverse en situaciones habituales llevando unas gafas especiales que distorsionaban su vista como lo hace una cierta tasa de alcoholemia. Abrir una puerta o colgar una llave les suponía casi una prueba y terminaban con pérdida del equilibrio y mareos. También midieron el Monóxido de Carbono de su espiración, lo que indicaba la cantidad de tabaco consumido en los últimos días… los resultados fueron insólitos entre nuestros chicos y chicas.

El voluntariado de Refuerzo Escolar en Cáritas Requena también aprendemos cada día algo nuevo de nuestros niños y jóvenes y con el Programa de Prevención de Conductas Adictivas, la enseñanza ha sido magistral. Además de preocuparnos de lo que llevan dentro de la mochila, padres y educadores tendríamos que prestar mucha atención a lo que acontece dentro de su cabeza y su corazón, a veces tan inadvertido. Decía Saint-Exupéry que cada centinela es responsable de todo un Imperio. Permanezcamos alerta, los niños y niñas de hoy son el futuro y queremos que sea longevo y hermoso.

Tino Nevado
Refuerzo Escolar
Cáritas Interparroquial Requena

Hay 2 comentarios

Añade el tuyo
  1. Agustín

    Gran corazón, espíritu infatigable, entrega desinteresada, generosidad absoluta…. Enhorabuena por este gran proyecto, sin duda, el Padre, que ve en lo escondido, os lo recompensarà

Hay 1 comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.