Amor fraterno: desde el compromiso y la compasión

Amor fraterno: desde el compromiso y la compasión


Esta entrada se enmarca dentro de las dedicadas a resumir algunas sesiones de los #JuevesDeFormación. Más información de estas sesiones aquí.

«Hoy Amparo nos ayudará a meternos en la espiritualidad del amor». Son las palabras de Pepe Real al presentar a Amparo Navarro, teóloga, cantante, psicoterapeuta y miembro del equipo de Formación de Cáritas Diocesana.

Y Amparo Navarro ha hecho mucho más que darnos esa ayuda, ha creado algo así como un microclima alimentado de intimidad y de sencillez; ha detenido el tiempo y, más que las palabras, han fluido los sentimientos, el amor.

Comienza Amparo diciendo que el tema da mucho de sí pero que no pretende dar una charla teórica en esta sesión. Desea explicarse en otras claves: clave de silencio, de quietud, de compartir…

Momento de silencio y oración compartida:

Gracias, Señor, por este tiempo de encuentro. Gracias por nuestros sueños, por los renglones torcidos también, porque nos alientas, porque nos das alas…

Rasguea Amparo la guitarra y su voz lo envuelve todo: Ando a tientas sin saber a dónde vas… Viviré en tu corazón… Acaricias mi sombra y mi luz… Viviré en tu corazón.

Continúa Amparo: «No hay otras palabras, el amor fraterno es compasión y es compromiso. ¿Qué más se puede decir? Las ideas se rompen ante la inmensidad de estas dos palabras. Palabras para la vida, para la práctica, para la experiencia, que se retroalimentan, que no pueden dejar de mirarse. Son como la Trinidad que se requiere. Dios se nos revela en ellas y así nos transforma y nos convierte. Son, claro que sí, Cáritas».

No se puede hacer un discurso único sobre las claves del amor. Compartámoslo como un conjunto de voces que se sostienen y generan belleza, como una muestra preciosa de Dios.

Definiciones del amor puede haber tantas como personas y cada una nos muestra un matiz diferente. Importante es la oración que nos impulsa a conocernos y a saber cómo Dios baila en nuestro interior.

Hace Amparo Navarro un repaso del significado del amor para personajes de la historia como San Pablo, Dante, Teresa de Jesús, Santo Tomás de Aquino, Platón, San Agustín o fray Luis de León y seguidamente nos invita a expresar y compartir qué es el amor para cada una de las personas asistentes, a plasmarlo en frases o dibujos para con todo ello formar un  tapiz cálido y lleno de color, de amor en definitiva.

Comienza Amparo con su experiencia de amor: unas manos recortadas, manos de madre, ásperas por el trabajo pero que trasmitían calma y donde ella descansaba, donde podía ser ella misma. El amor de Dios tiene su reflejo en esas manos de madre…

Y surgen otras experiencias de amor:

  • unas manos entrelazadas, dibujadas en verde esperanza, porque donde se entrelazan las manos hay amor, hay paz, hay entrega y desaparece, el odio, la violencia…
  • un jardín de flores multicolor que regala su fragancia en todo momento…
  • un árbol que configura la vida con las raíces, con las ramas que van brotando…
  • no hay dibujo ni color porque el amor no es una idea preconcebida. Es algo vivo…
  • una playa que evoca la niñez…
  • un táper de arroz al horno: alimento y amor de madre, incondicional, atemporal…
  • un sol, siempre presente en las relaciones, que llena de vida como el amor…
  • la definición de amor es Dios: es la madre de una niña de meses quien dice que el amor que le da su hija es lo más precioso, la paz de espíritu…
  • un don, un regalo que llega a todos los lugares…
  • un corazón abierto, un hilo que conecta…
  • alegría y encuentro…
  • el cielo estrellado: luz, ternura, alegría…
  • la sal de la vida…
  • como el sol, es abrazo, vida, comprensión…
  • todo viene de otros regazos, de otros abrazos de antes…
  • si alguna vez he amado es cuando he aceptado…

Amparo Navarro dice que cuando se expresa, cuando se comparte se va generando cultura de amor fraterno. Es nuestra cultura, la de Cáritas, y nos llamamos, sin vergüenza, hermanos y hermanas. Por eso esto es tan potente.

Compasión y compromiso, las cualidades del amor. Compasión, en su origen, tiene que ver con padecer, con emocionarse y con tener el deseo de aliviar al otro. No se puede confundir con empatía, altruismo o lástima. La compasión siempre es altruista, pero el altruismo no siempre es compasivo y la lástima tiene un ligero sentimiento de superioridad.

La fuente de la compasión es Jesús. Él es espacio de compasión y nuestro gran desafío es ser imitadores de Jesús.

Antes de finalizar nos recomienda leer la “Carta por la Compasión”: “…En nuestro mundo polarizado hay una necesidad urgente de transformar la compasión en una fuerza clara, luminosa y dinámica…

Y finaliza esta mañana de la intimidad con Dios con un gesto compartido: manos al corazón, manos abiertas y manos agarradas unos a otros. Bailamos y cantamos:

«Tú ets la llum i la salvació… Si estic amb tú, jo mai tindré por…»

Mª José Varea
Voluntaria

Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Hay 1 comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.