Celebrando el amor de Dios

Celebrando el amor de Dios


Una misa de auténtica Pascua celebramos el pasado jueves, 5 de abril, en la sede de Cáritas Diocesana. La amplia mesa, dispuesta con mantel impoluto, margaritas de primavera, huevos, “monas” e, incluso, una red que recordaba los días de pesca de Jesús con los suyos, congregaba a su alrededor a la gran familia de Cáritas. Yolanda a la guitarra y Susi con la flauta contribuyeron a alegrar esta eucaristía presidida por Juanjo Llácer quien contagió con sus palabras la emoción de sentirse amados por Dios y partícipes de la resurrección de Jesús.

Decía Juanjo que Jesús tenía gusto, esa mañana, de reunirse con nosotros y sabiéndolo, se ha ornamentado una buena mesa sin que faltara detalle para agasajarle, para que se sintiera querido y como en casa.

La paz y la alegría que implican la Pascua deben ser permanentes en nuestro corazón, vivir en nosotros y aunque las sombras de la pobreza o la injusticia nos invadan, la luz siempre está ahí y como testigos voluntarios de Jesús, luchar por un mundo más justo, más humano.

Igual que Pedro al paralítico queremos dar lo que tenemos: corazón y alegría porque Jesús tiene montada para cada uno de nosotros y nosotras una fiesta impresionante en la que abunda hasta el derroche la capacidad de dar y de darse a los más desvalidos del mundo.

Mª José Varea
Voluntaria

Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.