Cristianos perseguidos

Cristianos perseguidos


Releyendo Crónica de la Solidaridad”, sección quincenal en este blog para acercar a nuestros lectores y lectoras a nuestra publicaciónTodas las Crónica de la Solidaridad disponibles en este enlace.

Con motivo del atentado contra una iglesia católica en Burkina Faso en el que murieron seis personas, el papa Francisco publicó el pasado 27 de mayo el tweet: «También actualmente hay muchos cristianos asesinados y perseguidos por el amor a Cristo. Dan su vida en silencio, porque su martirio no es noticia: pero hoy, hay más mártires cristianos que en los primeros siglos». Son muchas las ocasiones en las que el papa ha denunciado la violencia sufrida por los cristianos en determinados países sólo por el hecho de profesar la fe cristiana.

La Iglesia, consciente de esta injusticia, opresión y violencia hacia los cristianos, lleva a cabo contactos diplomáticos a través de la Santa Sede, destina colectas a la ayuda de la Iglesia necesitada y por medio de las Cáritas nacionales, responde a las necesidades de los cristianos y las cristianas perseguidas.

Portada de Crónica de la Solidaridad 5.1.

Portada de Crónica de la Solidaridad 5.1.

En este sentido, una de las cuestiones que más preocupa a la Iglesia es la presencia de la comunidad cristiana en Oriente Medio, una de las zonas del planeta con mayor conflictividad. Precisamente de la minoría cristiana que vive en Palestina, Egipto, Líbano, Jordania, Siria, e Irak nos habla Beatriz Seara en su artículo “Medio Oriente, cuna de la cristiandad”, publicado en Crónica de la Solidaridad 5.1, (5ª etapa, número 1, de junio de 2015, págs. 30 a 33) que invitamos a releer. Califica a los cristianos y cristianas de esa zona como tesoro de la humanidad pues son descendientes de las primeras comunidades y, pese a las dificultades, han mantenido viva la fe.

Para ayudar a la iglesia necesitada, el arzobispado de Valencia ha donado 107 273 € a los cristianos perseguidos en Siria. En cuanto que la Iglesia es universal y somos una comunidad fraterna, estamos obligados a ayudar a nuestros hermanos cristianos perseguidos con la oración y en la atención de sus necesidades. Aunque físicamente alejados están presentes en nuestro corazón.

Paz Gómez
Voluntaria

Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.