El camino del amor fraterno

El camino del amor fraterno


En la parroquia de la Asunción de Pego (Alicante) han elegido para esta Cuaresma una de las propuestas que partieron desde la estrategia de Sensibilización de Cáritas Diocesana. De esta manera, según nos cuentan «facilitamos a muchas personas de la parroquia que puedan ayudar a los demás».

La propuesta de Cuaresma consistía en instalar, al principio de la Cuaresma, «en la entrada de la Iglesia una cruz de madera grande, (o bien dibujada sobre un papel continuo pegado en la pared). Sobre la madera de esta cruz estarán pegadas tiras de papel con las necesidades concretas que tiene Cáritas Parroquial, para poder ayudar a personas y familias concretas que atiende y acompaña. (…) Con todo esto queremos invitar a la comunidad a poner en práctica el Amor Fraterno con aquellos que están ahora en su particular “camino del calvario”. (…) El Jueves Santo, Día del Amor Fraterno, tras el momento de la comunión, como acción de gracias, se llevará al altar la cruz en la que estarán solo pegadas las tiras de papel que han sido tachadas a lo largo de la Cuaresma, y se dará gracias a la comunidad por el Amor Fraterno que han puesto en práctica. En el momento en el que se coloque esta cruz en la Iglesia, un miembro de Cáritas, al final de la Eucaristía dominical informará de esta iniciativa motivando a la participación, para que el Día del Amor Fraterno se puedan dar gracias por toda la gratuidad entregada en favor de los que viven su particular Calvario».

Las peticiones pueden ser muy concretas, como una cuna de bebé, el pago de un recibo de la luz, o la implicación de nuevas personas en el equipo de  Cáritas parroquial, pero también se pueden añadir peticiones que nos inviten a orar o reflexionar en esta Cuaresma: leer algún texto que me invite a ser solidaria y a implicarme en la defensa de los derechos de las personas; orar por quienes sufren en mi ambiente más cercano o en el más lejano; asistir a una conferencia sobre la realidad de las personas migrantes y refugiadas; o participar en una de las concentraciones que organiza, cada último martes de mes, la Campaña por el Cierre de los CIE.

Como nos explican desde Pego: «En Cuaresma tenemos ayuno, oración y caridad y aquí entramos nosotros. Hemos puesto las necesidades que más se presentan en nuestra parroquia, como son los pagos de recibos de luz, agua, alquiler y medicinas y hemos hechos unos cartelitos de 10, 20, 30 y 50 euros de manera que todos puedan participar ayudando y la gente está respondiendo muy bien».

Si quieres conocer esta y otras propuestas para esta Cuaresma, mira aquí.

Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.