Finanzas éticas: dinero que dignifica la vida de las personas

Finanzas éticas: dinero que dignifica la vida de las personas


El sábado 16 de febrero tuvo lugar en la sede de Cáritas Valencia la 8ª edición de las Jornadas “Cáritas Parroquiales con Cooperación Fraterna”. Este año abordamos el tema de las Finanzas Éticas, un tema bastante desconocido para la ciudadanía, que está todavía “en pañales” y que se va abriendo paso en el debate y la reflexión social.

Tras la bienvenida por parte de Juanjo Llácer, delegado episcopal de Cáritas, realizamos una oración inicial para unirnos a Dios y a la humanidad y dotar así de sentido al quehacer de la jornada. Nos sirvió de referencia el texto evangélico: «Nadie puede servir a dos señores; porque aborrecerá a uno y amará al otro; o bien se entregará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y al Dinero» (Mt 6, 24).

Seguidamente, Eduardo Ortega, responsable de Finanzas Éticas de Cáritas Española, mediante una introducción, unas preguntas y unas posibles líneas de acción, nos introdujo progresivamente a las Finanzas Éticas, contrastando sus planteamientos con los de las finanzas tradicionales. Entre las preguntas que formuló destacamos las siguientes:

  • ¿preguntas al banco o a la inversora algo más que el rendimiento que te dará?
  • ¿sabes en qué empresas o proyectos invierte tu dinero?
  • ¿está contribuyendo a una economía respetuosa con los derechos sociales y ambientales?
  • cuando compras algún producto… ¿te importa de dónde provienen sus componentes, cómo se ha fabricado, si en todo ese proceso se ha provocado alguna injusticia o se ha vulnerado algún derecho?
  • ¿cuál es la finalidad del dinero desde la perspectiva de la ética en las finanzas?

Ante este tipo de preguntas, la orientación general desde la ética en las finanzas es que el dinero ha de ser un medio para dignificar la vida de las personas. El “poder del dinero” se transforma así en un instrumento favorable para que una economía solidaria y humanizadora sea posible. A este respecto, conviene revisar el trasfondo ético de las decisiones del sistema financiero. De igual forma, Eduardo removió conciencias con frases impactantes que ponen de manifiesto algunos desvíos del sistema económico actual: «No puede ser que no sea noticia que un anciano muere de frío en la calle y que sí lo sea una caída de dos puntos en la bolsa» (Evangelii Gaudium 53).

Al reanudar la sesión, tras el almuerzo con productos de Comercio Justo, como es tradición en las jornadas organizadas por Cáritas, Isidro Royo, administrador de Cáritas Valencia, nos presentó experiencias de nuestra entidad en Finanzas Éticas. Tras una introducción, comentó los principios que deben regir este tipo de finanzas: principio de Ética Aplicada, de Coherencia, de Participación, de Transparencia y de Implicación. También apuntó que las finanzas éticas no son las más rentables en tipo de interés, pero sí que lo son a largo plazo con las personas y el medio ambiente. De otra parte, indicó que las finanzas éticas potencian el desarrollo local, ayudan a quienes lo tienen más difícil y no especulan. Entre otras experiencias expuso que, tras muchas dificultades, en el 2014 apareció Fiarea Banca Ética y que, desde ese momento, Cáritas Diocesana de València forma parte de los accionistas de dicho entidad bancaria en cuya ampliación de capital hemos participado.

Seguidamente, desarrollamos un rol playing consistente en la simulación de un Juicio a la banca tradicional. En el juicio afloraron argumentos y reflexiones expuestos en las ponencias previas de Eduardo e Isidro. Entre las acusaciones aparecieron las inversiones de la banca tradicional en empresas de armamento, las actividades de juego y “mesas de dinero”, en empresas que vulneran los derechos humanos, o que están domiciliadas en paraísos fiscales para evadir impuestos. También la no-devolución del rescate bancario: a finales de 2016 los bancos habían devuelto solo 3873 de los 54 353 millones de euros del rescate, o sea, un 7,12 por ciento, mientras que al finalizar el año los accionistas se reparten los beneficios. De igual forma, la falta de transparencia en la información a los clientes. Agradecemos a Maite M. su implicación y verosimilitud en la representación de su papel de jueza y a Isabel M. y Marisa G. en sus papeles de fiscal y abogada defensora, respectivamente.

Clausuró la jornada Inmaculada Romero, directora del Área de Sensibilización, con unas cálidas y cordiales palabras de agradecimiento y ánimo para seguir apostando en comunidad por este tipo de finanzas que humanizan la economía. Finalmente, como todos los años, concluimos la jornada con una foto final de familia. Un agradecimiento final a Mª José M., Salva P., Lucio P. y José Emilio M. (miembros del Equipo Diocesano de cooperación Fraterna) por colaborar en la preparación y realización de la Jornada.

Davi Montesinos García
Cooperación Fraterna
Cáritas Diocesana de Valencia

Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.