Gritar, responder y liberar


El pasado mes de noviembre tuvo lugar el encuentro de la Vicaría I. En el colegio de los Agustinos de Valencia, junto a la iglesia de Cristo Rey en la que dio por finalizado el encuentro con la celebración de una solemne Eucaristía, transcurrió esta mañana de formación y trabajo conjunto.

Estrella Soler, directora de la Cáritas Parroquial de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro nos relata el contenido y desarrollo de una jornada que reunió a buena parte del voluntariado de la Vicaría.

«Empezamos con una oración conjunta, prolongada, rezando unos con otros, ante una cruz de la emergían cintas de las que nos cogimos todos. Para mí fue, quizás por novedoso, muy interesante. Me hizo concentrarme de una manera especial. Nos movía a la unidad con las personas empobrecidas, con las dificultades de tantas personas de nuestra sociedad.

Fue un buen principio junto con la charla del obispo auxiliar, don Arturo Ros que me hacía pensar que si no te acoges a lo más fuerte, poco puedes hacer. Lo principal que nos dijo es que no nos callemos, que seamos capaces de denunciar las injusticias, de mostrar nuestra fe allá donde estemos.

Seguidamente se nos presentó la campaña institucional con los tres carteles para los tres momentos de Campaña: Gritar, responder y liberar.

Sobre ella trabajamos, divididos en cinco talleres y, pese a que somos de la misma Vicaría, hay mucha diferencia entre unas y otras parroquias. Unos barrios más acomodados y otros con familias muy empobrecidas. Es muy enriquecedor ver los problemas que tienen las parroquias que atienden a familias que pasan necesidad y sus actitudes para resolver las situaciones que se presentan.

Los talleres trataban de qué es lo que nos impide escuchar el grito. Aurora Aranda lo explicó muy bien y todos nosotros estábamos por la labor. Ella puso unas fotos con temas sociales en la mesa y cada uno cogíamos una. A mí me tocó una en la que se veía a unas personas migrantes, una familia con dos hijos, bien vestidas, cruzando entre alambres. Y claro, esto te hace reflexionar: Esto me puede pasar a mí. No es una cosa tan lejana en las posibilidades. Tenemos esa predisposición a juzgar al otro o temerle y son personas tan normales como puedas ser tú, que las circunstancias les llevan a este terreno.

Los temas de los talleres fueron el grito, el amor fraterno, liberar, migraciones y denuncia.

Luego se vieron problemas que se presentan en las parroquias al atender al otro en la Acogida. Las dudas a la hora de reaccionar ante una demanda, acogidas realizadas con toda la buena voluntad y que salen mal, la necesidad de que se incorpore gente joven en las Cáritas parroquiales y que es muy difícil por el poco tiempo de que disponen entre trabajo y familia.

Para la puesta en común de las conclusiones nos dieron un papel donde anotar cada uno una frase significativa de lo que habíamos hablado. En mi grupo se habló de que la caridad tiene que ser transformadora, incluso para nosotros mismos porque según estés tú, atenderás al otro; de la concienciación de la parroquia para que se implique en los temas y para esto hace falta una sensibilidad y una sensibilización; de la importancia de los equipos, contando siempre con la voz de todos porque diez ojos ven más que dos; de la escucha, que es esencial; de las migraciones, la igualdad en el trabajo y la convivencia integradora. Yo creo que como nos ha venido esto tan de sopetón, es nuevo para nosotros y nuevo para ellos. Aunque ya lleva muchos años, la verdad es que yo creo que las nuevas generaciones lo llevarán mejor porque desde el colegio ya se habrán relacionado con toda igualdad y los niños que no son de aquí vivirán con las raíces y las costumbres de aquí. Y nosotros a trabajar con toda la buena voluntad para conseguirlo.

Los papeles con las frases se colocaron como si formaran un gran mapa y tras la Eucaristía, nos despedimos habiéndosenos hecho muy corto el tiempo».

Mª José Varea
Voluntaria

Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.