Jueves Santo

Jueves Santo


Ilustración de Félix Hernández Mariano, op.

¿Quién es este hombre a quien siguen las gentes, dejando atrás familia, casa y trabajo?

¿Quién es este hombre que recoge pesca abundante donde otros han sacado las redes vacías?

¿Quién es este hombre que dice “tus pecados te son perdonados”?

¿Quién es este hombre que hoy nos invita a su mesa con promesas de vida eterna?

Este hombre es la palabra de Dios, el amor de Dios. Es Dios mismo que nos muestra, con su humanidad y con su entrega, cómo debemos vivir para corresponder a quien nos lo  ha dado todo.

Este hombre es Jesús de Nazaret, a quien Dios podría haber enviado con todo el poder y la gloria que corresponde a su propio Hijo. Pero le envía a nosotros como uno más, humilde y expuesto a la fragilidad y al sufrimiento del ser humano.

Esta tarde, este hombre, Jesús, Hijo de Dios, sabe que su misión en la tierra ha concluido. Se reúne con sus amigos, con todos nosotros, pese a saber nuestros defectos y debilidades, y el pan y el vino que nos da de cenar, son su propio cuerpo y su propia sangre como alimento único que nos proporciona la alegría de  ser como él, de seguir sus pasos para hacer de la misericordia  y del perdón el objetivo de nuestra vida.

Hoy necesitamos, más que nunca, acudir a  su Mesa, escuchar su Palabra, sentir sus manos lavando nuestros pies para mostrar al mundo, sin titubeos, que también nosotros somos Hijos de Dios.

Mª José Varea
Voluntaria

Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.