La elite del poder

La elite del poder


La semana pasada celebramos la Semana de Lucha contra la Pobreza, ya que el 17 de octubre se conmemora, en todo el mundo, el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

El uno por cien de la población mundial acapara tantos recursos como tiene el resto de los habitantes de planeta.

Una proporción obscena que no ha dejado de crecer. Una proporción que habla de codicia y de desinterés por la otra parte de la humanidad. Los que pueden influir, sin dejar de mantener posiciones de privilegio, en el bienestar del resto de la población, preservan su pequeño mundo de dinero y poder a sabiendas de que es a costa de otras personas, a las que reducen derechos, condiciones de trabajo, libertad y futuro.

La proporción a la inversa destapa que un alto porcentaje de “pobres” sostiene un sistema de financiación del estado para que ese pequeño número de grandes fortunas obtenga privilegios tributarios extraordinarios. “Pobres” porque son necesarios para sostener el sistema pero que están a merced de las estrategias empresariales y de las aspiraciones políticas de los otros. Todo legal.

Esta proporción a la inversa baja de rango cuando analiza a los “pobres de verdad”, los que no cuentan, ya que se les ha excluido del sistema porque otros pobres han ocupado sus puestos de trabajo por menor sueldo y han accedido sus viviendas, ahora propiedad de fondos de inversión, por alquileres más altos. Ya no son necesarios y ahora cuestan dinero. Todo legal.

Una proporción injusta e inhumana que guarda siniestro equilibrio en una balanza vital en la que en un plato, repleto de humanidad, claman por justicia, por oportunidades y por dignidad, hombres y mujeres del mundo, padres y madres, jóvenes, niños y niñas, caudal sagrado  y en la otra los pocos bienaventurados de la riqueza y el poder con la mirada centrada en ellos mismos, insensibles a todo lo que no sea su acaparamiento y dominio.

Y cabe preguntarse, ¿qué sostiene ese extraño equilibrio?

 

Mª José Varea
Voluntaria

Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.