La Memoria 2017 de Cáritas, relato de un viaje compartido

La Memoria 2017 de Cáritas, relato de un viaje compartido


  • La Confederación Cáritas en España destinó en el último año 353 millones de euros a combatir la pobreza dentro y fuera del país
  • Una reciente encuesta de la Fundación FOESSA en 11.500 hogares de las 17 Comunidades Autónomas revela que 8,6 millones de personas padecen exclusión social en España, 1,2 millones más que en 2007
  • La exclusión social severa ha crecido un 40 % y afecta a más de 4 millones de personas
  • Hay 6 millones de personas en situación de integración social muy débil que podrían caer en la exclusión si empeorase la situación económica

La Memoria 2017 de Cáritas Española, presentada esta mañana en Madrid bajo el lema Compartiendo compromiso, es el relato detallado del viaje compartido en las 70 Cáritas Diocesana de todo el país por 84 000 personas voluntarias y más de 5000 trabajadores remunerados con los más de 3 millones de personas vulnerables y en situación de exclusión social a las que se ha acompañado.

Memoria de actividades y encuesta FOESSA

Las páginas de la Memoria anual dan cuenta del destino de los 353 millones de euros invertidos en numerosos programas de lucha contra la pobreza y la desigualdad tanto en España como en diversas regiones del mundo donde Cáritas Española apoya proyectos de cooperación fraterna con las Cáritas locales.

Junto a la Memoria anual se ha presentado también un avance de datos de la encuesta que la Fundación FOESSA (Fomento de Estudios Sociales y de Sociología Aplicada), vinculada a Cáritas, acaba de llevar a cabo en 11 500 hogares de las 17 Comunidades Autónomas para elaborar su VIII Informe general, que verá la luz el año próximo. Lo que revelan estos datos es que un total de 8,6 millones de personas padecen exclusión social en España, lo que suponen 1,2 millones más que en 2007.

Además, tras 6 años de crisis económica y otros 4 de recuperación, la exclusión social severa en nuestro país ha aumentado un 40 % y afecta a más de 4 millones de personas.

Apuesta por la economía social y el empleo

Entre las novedades que se constatan en los datos de la Memoria confederal de Cáritas, destaca la clara preponderancia, por primer año, de los fondos destinados a los programas de Empleo y Economía Social, que suponen el 21.3 % del total de recursos y que, indicó, “reflejan la apuesta de Cáritas por las soluciones basadas en la autonomía de las personas y un modelo de economía circular”.

Junto al importante volumen de este capítulo, también son importantes los recursos que se siguen destinando a Acogida y Asistencia (una quinta parte del total de recursos invertidos en 2017), lo que pone de manifiesto la persistencia de numerosas situaciones de precariedad y emergencia en las familias, que se alargan en el tiempo. Es decir, aunque desciende ligeramente el número de personas que Cáritas atiende en situaciones de grave precariedad, este apoyo se mantiene durante más tiempo y a través de diferentes programas debido a la situación de vulnerabilidad en que se encuentran.

La atención a mayores (40,2 millones de euros invertidos), a personas sin hogar (29,5 millones), y a familias y jóvenes vulnerables (23 millones de euros) siguen siendo capítulos de la acción de Cáritas en los que se aglutinan importantes recursos económicos. Otro de los grandes apartados del trabajo de Cáritas es el de la cooperación internacional, al que se destinaron 29,7 millones de euros.

El esfuerzo que las Cáritas de todo el país llevan a cabo para garantizar el acceso a la salud y a la vivienda en personas especialmente vulnerables queda, asimismo, reflejado en la Memoria, con partidas de 10,8 y 10,6 millones de euros, respectivamente.

Más información sobre la presentación de la Memoria.

Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.