La otra sonrisa

La otra sonrisa


La foto, es de nuevo de Santi Vedrí. Este #CuentoDeLosViernes se refiere al publicado hace unos días titulado La sonrisa.

No era esta la sonrisa. Entre la una y la otra existe todo un mundo  de aniquilación de la vida, de siega del derecho a vivir.

Era tan desoladora la otra sonrisa, la del chico inmigrante, que se quiso documentar con esta foto, quizás para que resaltara más lo injusto aquella, para que moviera conciencias, para que cada vez más gente se posicione a favor de los que tienen que dejar su tierra y sus muertos  en busca de vida.

Si el chico inmigrante hubiera sonreído al dar las gracias por la pequeña información recibida, hubiera sido un gesto natural en una persona bien educada. Pero no. Dio las gracias, siguió su camino, se volvió de pronto y le dedicó la sonrisa. Así. Sin palabras.

Y esta, que capturó con maestría la cámara de Santi Vedrí, no es una sonrisa. Esto es la vida misma que nace al mundo pujante y vigorosa.  La cabeza adelantada al cuerpo, los ojos chispeantes de alegría y la sonrisa, ahora sí,  que atrapa a todo lo que tiene por delante, son la belleza preservada de la dureza de la propia vida.

Cuenta Santi que esta foto la hizo estando un verano de voluntario en Guinea Ecuatorial. Su actividad la desarrollaba con niños, con clases de refuerzo y con juegos. Recuerda con emoción que aunque las clases empezaban a las ocho de la mañana, a las seis y media ya estaban todos allí. Madrugaban, sencillamente porque en ese espacio eran felices.

“La sonrisa de la niña esconde ilusión y esperanza en un país donde soñar con una vida mejor (digna) parece imposible. Me trasmite alegría, esperanza, ternura e inocencia” , explica.

Son las palabras de Santi y, con ellas y con su foto, ¿quién puede quedarse indiferente?

Mª José Varea
Voluntaria

 

Hay 1 comentario

Añade el tuyo