La tecnología al servicio de las personas

La tecnología al servicio de las personas


El papa Francisco no teme a la tecnología y nos invita a hacer un buen uso de ella. Tiene una aplicación para su Red Mundial de Oración, cada mes protagoniza un vídeo en el que nos comunica sus intenciones y cada día nos regala un tuit a sus 16 millones de seguidores (solo en castellano). En la última conferencia anual TED (Tecnología, Entretenimiento y Diseño), celebrada en Canadá, intervino a través de un videomensaje a favor de la tecnología que ayuda a la inclusión.

El voluntariado de Cáritas Interparroquial de Dénia, que tampoco teme a la tecnología, en consonancia con el videomensaje del papa, ha sustituido el economato por la tarjeta solidaria. Esta nueva modalidad de entrega de alimentos ofrece a la persona una atención más digna aun, pues permite comprar los alimentos en los comercios protegiendo el anonimato de la persona atendida por Cáritas ya que la tarjeta no lleva logo parroquial ni son tarjetas nominales. La iniciativa evidencia la búsqueda constante por mantener y cuidar el respeto a las personas en situación de vulnerabilidad que siempre está en el centro de todas las actuaciones de las Cáritas parroquiales.

Siro Gómez, coordinador de Cáritas interparroquial de Dénia, explica el proceso: “las familias son valoradas en la Acogida y en función de sus necesidades reciben una tarjeta prepago con una cuantía determinada para comprar alimentos en los comercios de Dénia. Las tarjetas, no válidas para sacar dinero del cajero, se recargan mensualmente tras comprobar las personas voluntarias que se realiza un buen uso de ellas”.

Esta modalidad, que se inició a primeros de año con la colaboración de Caixa Popular, cuenta ya con unas 100 tarjetas activas. Si bien el nuevo sistema resultaba un poco extraño al principio, corregidos los olvidos de la tarjeta o el número pin en casa y aprendido su uso, ha sido bien aceptado, pues permite a las personas autogestionar la compra, elegir comercio y adquirir alimentos frescos como carne o pescado de los que no disponen los economatos parroquiales.

No obstante, reconoce Siro Gómez que también al principio esta nueva modalidad “parecía un poco rara para las personas voluntarias, acostumbradas a la entrega directa de alimentos”. Este cambio les ha exigido reorganizar las tareas que venían desarrollando y finalizado el economato, rapidamente han comprendido que el voluntariado les exige nuevas tareas como el conocimiento fraterno de las familias que disponen de las tarjetas, o las tareas administrativas derivadas del uso de las mismas.

Felicitamos al voluntariado de Cáritas Interparroquial de Dénia, a sus párrocos y a su coordinador, Siro Gómez, por esta iniciativa que aprovecha la tecnología para seguir profundizando en los modelos de ayuda y acompañamiento que realizan y que avanzan, cada vez más, hacia el compartir fraterno.

Paz Gómez
Voluntaria

Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Hay 1 comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.