Natalia Peiró: «La pobreza tiene rostro de mujer”

Natalia Peiró: «La pobreza tiene rostro de mujer”


«La pobreza tiene rostro de mujer». Esto es en esencia lo que transmitió la secretaria general de Cáritas Española, Natalia Peiró, en su conferencia La mujer, doble víctima de la pobreza, el viernes 15 de febrero en Gandia, dentro de los actos organizados por Cáritas Gandia con motivo de su  50 aniversario.

Según Peiró: «El hecho de ser mujer se asocia con mayor probabilidad de padecer vulnerabilidad y pobreza». En este sentido dio algunos datos, como que en el mundo, el 61 por ciento de las personas analfabetas menores de 15 años son mujeres, o que las mujeres reciben entre el 70 – 90 por ciento del salario que recibe un hombre. Además, 15 de cada 100 personas en el mundo son analfabetas y 10 de ellas son mujeres. Otro asunto que afecta a la pobreza de la mujer es que una de cada tres ha experimentado violencia física o psíquica en sus hogares.

La menor formación también aumenta las posibilidades de pobreza y hoy en día «es esperanzador, decía, que la mujer haya llegado a la formación en mayor número», aunque todavía se mantiene la brecha salarial. «En España, el rostro de la pobreza es el de las personas que reciben la renta mínima y un 65 por ciento de esas personas, son mujeres que acabaron sus estudios en primaria».

Por ello, añadía que desde Cáritas se prioriza la formación y participación de la mujer en el acceso y control de la economía familiar.

Peiró añadió que: «El déficit de representación política y empresarial de la mujer genera desigualdad y empobrece a la mujer y a la sociedad en general». Frente a todo esto, decía la secretaria general de Cáritas Española que desde Cáritas se trabaja en el ámbito de la familia, definiendo roles en el seno familiar; en el ámbito de la comunidad, apoyando asociaciones de mujeres, e involucrando a hombres y niños; y en el ámbito de la sociedad «Caritas tiene mucho camino que recorrer para apoyar a más mujeres. Se habla del techo de cristal pero yo hablaría más de suelo pegajoso porque muchas mujeres no pueden seguir adelante porque tienen la pobreza cronificada».

Ignacio Grande, director de Cáritas Diocesana de Valencia fue el encargado de presentar a Peiró y destacó que «hay que mirar al futuro con la virtud de la esperanza». Además, agradeció su trabajo al voluntariado y a todas las personas que se vuelcan con Cáritas.

Cáritas Interparroquial de Gandia

Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.