¿Nuestro estilo de vida propicia la migración?

¿Nuestro estilo de vida propicia la migración?


Esta entrada forma parte de la serie sobre la campaña Compartiendo el viaje de Cáritas Internationalis

¿Es justo ayudar a los países del Sur? Sí, piensa el 77 por ciento de las personas sondeadas en la encuesta “Misión, solidaridad internacional y estilos de vida” presentada en Roma el pasado mes de noviembre con motivo del trigésimo aniversario de Magis, la fundación que coordina la actividad misionera y cooperación internacional de la provincia Euromediterránea jesuíta. ¿Piensas tú de igual manera?

El cuestionario planteaba también preguntas más comprometidas que evidenciaron que sólo el 20 por ciento de los encuestados está dispuesto a hacer una contribución financiera, y que apenas el 15 por ciento considera apropiado cambiar su estilo de vida en beneficio de los países en vías de desarrollo. La mayoría piensa que no hay ninguna relación entre el estilo de vida occidental y la pobreza de los países del Sur. ¿Piensas tú de igual manera?

En el contexto del Comercio Justo y en la plataforma “Enlázate por la Justicia” (Cáritas, CONFER, Justicia y Paz, Manos Unidas y REDES) se vincula medioambiente y pobreza. Se apunta que, en gran medida, la riqueza de los países del Norte es generada y mantenida a costa del empobrecimiento del Sur. Para erradicar la pobreza, los países del Norte tienen que cambiar su actual modelo de consumo desmesurado hacia un modelo de consumo responsable, solidario, y sostenible. De ahí el lema Si cuidas el planeta, combates la pobreza.

El papa Francisco también relaciona, en Laudato si’, la contaminación y consumo de los países del Norte con la pobreza del Sur. Denuncia las exportaciones de materias primas para satisfacer al Norte industrializado y la actividad contaminante de las empresas multinacionales, que hacen en los países menos desarrollados lo que no pueden hacer en sus países de origen. Estas empresas generalmente ocasionan con su actividad deforestación, infertilidad, empobrecimiento de la agricultura y ganadería local, cráteres, cerros triturados, ríos contaminados y reservas naturales agotadas que obligan a las personas que habitan esos pueblos y zonas, ya sin vida, a abandonar sus tierras y a convertirse en migrantes medioambientales.

La ficha Actuar 02 del material didáctico de la campaña Compartiendo el viaje de Cáritas Internacional explica la relación entre la migración y el medioambiente a través de la pobreza. Observa que tras las grandes crisis humanitarias que han desembocado en grandes crisis migratorias, hay factores medioambientales que, en un contexto de pobreza, incrementan la pobreza obligando a muchas personas a migrar. Como ejemplo de ello, la ficha nos muestra los problemas medioambientales que causan las compañías petroleras a las comunidades indígenas de la selva peruana y nos muestra la respuesta de la iglesia local y la ayuda de Cáritas Española.

En relación con esto, hace unos días se ha presentado en Madrid, en la sede de Cáritas Española, el Informe Regional de Vulneración de Derechos Humanos en la Amazonía que ha sido elaborado por la Red Eclesial Panamazónica (REPAM).

Tras las reflexiones planteadas en la ficha, deberíamos responder sí a la pregunta: ¿formo parte de esa minoría del 15 por ciento dispuesto a cambiar su estilo de vida en beneficio de los países más empobrecidos?

Paz Gómez
Voluntaria

Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.