¿Qué es y qué hace nuestra Comisión de Derechos?

¿Qué es y qué hace nuestra Comisión de Derechos?


Los derechos fundamentales están incorporados en nuestra Constitución de 1978: vida, libertad religiosa, educación… Los derechos sociales y económicos tienen otro rango, están incorporados como principios rectores: sanidad, vivienda, servicios sociales, etc.

Nuestra mirada sobre los derechos es desde los ojos de Dios. Combina la Doctrina social de la Iglesia (y los valores que le dan forma) y nuestro Modelo de Acción Social y los Derechos Humanos (DDHH).

Dentro del eje 1: Acción socio educativa de base, de nuestro Plan estratégico 2018-2022, hay un objetivo que los anima a incorporar la mirada de derechos en todo lo que hacemos.

La crisis ha tenido la consecuencia de establecer los «derechos menguantes» en muchas de las realidades que afectan a las personas a las que acompañamos. Hemos perdido derechos en materia sanitaria, en vivienda, educación, trato a las personas inmigrantes y refugiadas, libertad de expresión y reunión. Todo con la excusa de la crisis.

¿Que es la mirada de Derechos? Consiste en observar lo que pasa a nuestro alrededor y analizarlo con una mirada propia, mirada consciente de que todo está conectado, vinculando cuestiones y fenómenos que pasan en distintos lugares del mundo que nos afectan a toda la familia humana; mirada que combina y une los factores, las causas de la pobreza y la exclusión con las vulneraciones de DDHH y su defensa; que se basa en la dignidad de las personas por encima de cualquier cosa; trabajando en red con otros en la tarea de incidencia.

Existe un triángulo de actores en la vulneración de derechos:

  • sujetos de derechos: cada persona, el ser humano es sujeto de derechos, con capacidad de ejercerlos;
  • garante de derechos: los Estados en todos sus niveles (nacional, autonómico, local);
  • sujetos de responsabilidades: somos todos, pero especialmente, las organizaciones civiles y sociales, y también, el sector privado.

En Cáritas ya estamos acompañando en derechos desde hace tiempo y de diferentes maneras:

  • con las trabajadoras del hogar, desde el Área de Economía social, formándolas, hablándoles de sus derechos…;
  • con las personas en situación irregular: acompañarlas en descubrir sus derechos: sanidad, justicia, reclamaciones administrativas, fortalecimiento para que no se sientan sujetos de segunda, presentar recursos y quejas…
  • embargos de Hacienda y de la Seguridad social, desde el Área de Intervención familiar y el Programa de Acogida;
  • reclamaciones en la valoración de la minusvalía;
  • reclamaciones y recursos de las administraciones;
  • Síndic de Greuges, es un recurso quetenemos que emplear más;
  • acompañamos a las personas ante las Administraciones;
  • una forma de acompañar en derechos es trabajar en red: Odusalud, Plataforma SenseLlar, Campaña por el cierre de los CIE, Síndic de Greuges, la Xarxa per la Inclusión, Iglesia por el trabajo decente, Red española contra la trata de personas, Migrantes con derechos.

Cáritas ya está haciendo incidencia política con su participación en diferentes leyes de la Generalitat Valenciana y en la ciudad de València.

La Comisión de Derechos es una comisión interareas, porque la mirada de Derechos nos toca a todos los servicios y áreas de la casa. La Comisión de derechos somos todos y todas: todas tenemos que tener la mirada de derechos para descubrir las vulneraciones que se están produciendo. Este es un proceso largo, que requiere paciencia.

Como lo que queremos es transformar el mundo, para llegar a ello, cuando percibimos una vulneración de derechos humanos lo primero que tenemos que hacer es ver, contemplar y profundizar. En esta profundización tendremos que preguntarnos cosas y hacer un análisis desde lo social, lo antropológico, lo económico y lo jurídico. Además tendremos que seguir acompañando a las personas, estar junto a ellas y empoderarlas. Para después incidir, reivindicar en medios, ante los políticos, los legisladores, los medios de comunicación, etc., y lograr que los derechos sociales, económicos y culturales puedan llegar a ser considerados, derechos fundamentales.

Porque, según el papa Francisco:

«Involucrarse en la política es una obligación para el cristiano. La política es una de las formas más altas de la caridad porque busca el bien común (…) Trabajar por el bien comun es un deber para los creyentes».

Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.