Sembrando esperanza desde la Vicaría IV

Sembrando esperanza desde la Vicaría IV


Cuatro fueron los objetivos de este Encuentro de la Vicaría IV: reflexionar sobre lo que supone acompañar a personas en sufrimiento; generar esperanza en nuestra proyección evangelizadora; revisar nuestras actitudes como acompañantes e identificar algunas de nuestras tentaciones como personas voluntarias de Cáritas.

Son las palabras de Teruca Ros, coordinadora de la Vicaría, las que nos muestran el contenido de esta jornada de encuentro y reflexión.

«Nuestro Encuentro se celebró al tiempo que iniciábamos el Adviento, en Massamagrell, el 1 de diciembre del año que ha finalizado. De este momento litúrgico, el lema, “Sembrando esperanza”. En nuestra Vicaría venimos profundizando y centrando las líneas de trabajo en torno al fortalecimiento de las acciones socioeducativas de nuestras Cáritas de base, de ahí la incidencia formativa en aspectos de acompañamiento a las personas más vulnerables.

A Darío Mollá le pedimos que nos ayudara a reflexionar sobre “Acompañar en el sufrimiento”. Su experiencia personal, por trayectoria vital y por reflexión explícita sobre este ámbito, nos la ofreció con una claridad y concreción estupendas. Nos interesaba precisamente que nos facilitara la revisión de nuestro talante como acompañantes, nuestras actitudes, nuestras tentaciones.

Ta y como nos indicaba en el esquema de su charla, partió de que acompañar supone dejar que quien marque el camino sea la persona a la que acompañamos. Y de que, para acompañar al que sufre, necesitamos comprender que el sufrimiento tiene mucho que ver con el modo con el que la persona vive el dolor. Y eso solo se puede captar desde cerca. No por encima, no desde un puesto de fortaleza. De ahí que la cercanía respetuosa, la humildad y la confianza, más allá de nuestra impotencia sentida, sean necesarias para acompañar como Jesús, haciéndose “débil” Él mismo.

La primera pregunta no es QUÉ tengo que “hacer” para acompañar sino CÓMO me tengo que situar, qué acercar al otro para ayudarle a que afronte mejor su situación. No está en nuestra mano la solución de su dolor, pero Dios puede hacer de nuestros pobres gestos un instrumento de vida y salvación.

Darío nos desgranó después claves que hay que tener en cuenta. Situarnos como acompañantes nos mueve a:

  • escuchar con los cinco sentidos: con tiempo, acogiendo, captando más allá de las palabras;
  • “ser hogar”: generando un clima en el que la persona tenga confianza para comunicarme lo que quiera comunicarme;
  • objetivar discursos engañosos: más allá de la generalización del “nada” o el “nadie”;
  • devolver confianza: porque el dolor inhibe pero no anula a la persona;
  • abrir el sufrimiento a Dios: porque somos personas humanas, limitadas y frágiles.

También en el camino del acompañamiento nos aparecen “tentaciones” ante las que hay que estar prevenidos: bien porque el acompañante puede tratar de imponer lo que considera como solución, o bien porque la persona acompañada, delegue su tarea y responsabilidad. Por eso, la dinámica del acompañamiento nos abre al crecimiento y nos invita a ejercitarnos en la libertad.

Hemos disfrutado del trabajo en grupos y del espacio en que compartimos después nuestras conclusiones e inquietudes.

Y agradecemos tanto la acogida como la multitud de detalles que nos ofreció la Cáritas anfitriona, Massamagrell».

El trabajo en grupos desarrolló los siguientes temas:

  • objetivos al acompañar a personas en sufrimiento;
  • cuando yo he pasado por situaciones de sufrimiento, ¿qué es lo que más me ha ayudado?;
  • ¿qué actitudes mías pueden dar esperanza a las personas en sus momentos de sufrimiento?

Tras la puesta en común de las respuestas de los grupos, un debate y la conclusión final, una comida de bocadillo alargó este encuentro en el que, como siempre, lo aprendido y lo compartido generan fuerza para ofrecer esa esperanza tan necesaria para la persona que sufre.

Mª José Varea
Voluntaria

Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.