Te invitamos a un café

Te invitamos a un café


¿Café? Esta pregunta con una sola palabra de cuatro letras predispone a la conversación grata, a la confidencia, a compartir… a la buena amistad, en definitiva.

Es lo que ha pensado el equipo educativo del Centro de día Manantial de Cáritas Diocesana porque compartir un café puede ser una forma de entablar relación en beneficio de las familias y de los niños, niñas y adolescentes que participan en las actividades del centro.

Café para compartir con madres y padres y poder crear un espacio para ellos, para poder habla de sus hijos e hijas, de su educación, de las dificultades que presentan, de contar  sus experiencias, de plantear sus dudas.

La idea es crear vínculo con las familias de  estos chavales para que participen, para que vayan integrándose en el funcionamiento y las actividades del centro y, poco a poco, introducir también algo de formación sobre normas, límites, hábitos de sueño, rutinas diarias, que puedan servir para trabajar con los niños y niñas en casa.

El primer desayuno, nos explica Almudena Pons, responsable del Programa de Familia e Infancia de Cáritas Diocesana, fue muy agradable: «Acudieron siete madres que estuvieron muy implicadas hablando de lo que más les gustaba del proyecto, las actividades que echaban de menos o las que les gustaría recuperar. También hicimos una pequeña dinámica para conocernos mejor. Las madres tenían que explicar con dos o tres adjetivos cómo eran y qué les gustaba hacer. Fue muy ameno y divertido. Nos reímos mucho. Hora y media de café que fue un tiempo compartido muy provechoso. Tenemos que valorar ahora la periodicidad con que lo seguiremos haciendo. Una o dos veces al mes mantendrá viva esta relación en torno a un café».

Mª José Varea
Voluntaria

Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.