Toni Castelló: un hombre bueno

Toni Castelló: un hombre bueno


Ha fallecido Toni Castelló, director de Cáritas parroquial “Sant Jaume Apòstol” de Moncada.

Nacido en Moncada  en 1943, era jubilado de banca y se incorporó como voluntario de Cáritas parroquial en el año 2000. Asume la dirección de Cáritas parroquial en el año 2002, hasta su fallecimiento el día 1 de julio de 2018.

Durante su dirección se han puesto en funcionamiento las siguientes áreas:

  • tienda solidaria;
  • formación, empleo y empresa;
  • acogida (ya estaba en funcionamiento desde 1960);
  • talleres de huerta, asistencia domiciliaria, preparación para el empleo, costura, peonaje industrial, entre otros;
  • acompañamiento a personas solas.

Reflexión de tus compañeros y compañeras de Cáritas de Moncada     

Toni Castelló.

Toni Castelló.

Parafraseando el dicho bíblico, cabe decir que por nuestras obras nos conocemos. A Toni, efectivamente, lo hemos conocido por sus obras y por tu identidad que es la de alguien sujeto de su vida, de sus actos, de sus sentimientos y pensamientos.

A Toni lo hemos conocido y reconocido como quien es, desde el núcleo de sí mismo, guía para todo el voluntariado de Cáritas de Moncada. Y nuestras miradas encuentran la imagen de un hombre entregado a su Cáritas, a quienes le necesitaban; de una persona serena y jovial, activa a conciencia, inteligente y afectuosa; de alguien que es, en el buen sentido de la palabra, un hombre bueno.

Nunca se ha callado, siendo la claridad de palabra la que le ha acompañado siempre hacia su libertad de espíritu.

Entre tanto, una fe que junto a razón y libertad, eran los móviles que fundamentaban su voluntariado en Cáritas. Y siempre con ideas muy claras, tan claras que solo el sentimiento le permitían que no quedasen oscurecidas.

Toni ha sentido como propio todo sufrimiento humano del que tuviera noticia, se indignaba con cuantas situaciones de violencia y humillación llegaban a tus oídos: nuestra gente de Cáritas, de las barriadas de nuestra ciudad, de las esquinas de nuestras calles. Mujeres en contexto de prostitución, personas con adicciones, personas mayores… le han interpelado y siempre les has respondido. Como le interpelan las personas migrantes, las cuales, si no naufragan en nuestras costas, naufragan en nuestra sociedad en lo que acaba siendo un sinsentido “consentido”. De todos ellos viene el aguijón que espoleaba su conciencia.

Como cristiano, ha afrontado la muerte y la ha asumido libremente como un acontecimiento vivido en comunión con Cristo muerto y resucitado y en la misma actitud que Él adoptó. Más que prepararse para una buena muerte, ha aprendido viviendo la vida diaria como Jesús, “desviviéndose” por la construcción del Reino de Dios y su justicia.

Recientemente, Hans Küng ha dicho que, para él morirse es “descansar en el misterio de la misericordia de Dios”.

Gracias, Toni, por darnos razón de tu esperanza, aún en medio de abandonos. Gracias por tu hacer y por tu decir. Hasta siempre. Hasta luego, amigo.

Javier Lluesma
Voluntario

Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.