Una década de solidaridad fallera

Una década de solidaridad fallera


Hace una década, coincidiendo con la Fiesta grande de Valencia, las Fallas, días en los que se celebra con mucha intensidad, la alegría, la luz, la fiesta, el colorido, la música, el bullicio… desde Cáritas se valoró que se podía aprovechar ese espacio de tiempo, para sumarse a la fiesta fallera, pero como no podía ser de otra manera, con la finalidad de visibilizar las situaciones de injusticia y de vulneración de derechos básicos que padecen las personas y colectivos más desfavorecidos, y reivindicar el que puedan disfrutar plenamente de dichos derechos.

Y, al igual que cualquier Comisión Fallera, en Cáritas empezó a diseñarse la que sería su primera penjà en la fachada de la sede. Y manos a la obra, voluntariado, participantes y personal contratado, desde la creatividad, el ingenio y la ilusión, mostraron a la sociedad valenciana aquellas carencias sociales más significativas: en sanidad, educación, acceso a la vivienda y al empleo, salarios sociales, etc. Y con gran ilusión, cada año, tratamos de recordar firmemente que para que se produzcan verdaderos cambios en nuestra sociedad, es necesario afianzar valores como el compromiso, la fraternidad, la denuncia, la participación, la acogida, la coherencia, etc.

Y así, se ha continuado año tras año, en cada ocasión se ha elegido un lema para la falla solidaria que ha hecho referencia al tema que se reivindicado en ese momento. Algunos de los lemas que se han utilizado a los largo de estos 10 años han sido:

  • “Con tu compromiso harás posible muchas sonrisas”;
  • “Vive sencillamente la fraternidad y otra sociedad será posible”;
  • «Construir espacios de esperanza está en tus manos”.

Además elaboramos un manifiesto explicativo y en la plaza de la sede se realiza un acto dónde se presenta a la sociedad valenciana el verdadero sentido que tiene para Cáritas la celebración de estas fiestas. Y asiste el personal de Cáritas y nos visita la Comisión Fallera del barrio y las Falleras Mayores de Valencia y sus Cortes. Y el acto finaliza con un refrigerio de horchata y fartons al son del tabal y la dolçaina.

Javier Ferrandis
Coordinador del Área de Sensibilización

Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.