Una despedida con corazón

Una despedida con corazón


¡Hola equipo!

Primero que nada disculparme si no me he despedido de alguien, somos un equipo grande y en estos seis meses he podido coincidir, hablar y coordinarme con muchos de vosotros, lo cual he disfrutado por lo fácil y agradable que me ha resultado. Si en el camino me dejo a alguien, lo siento; no es para nada mi intención.

Desde pequeña he estado unida a mi parroquia y ya de adulta me enrolé en la aventura de ser voluntaria de Cáritas, de la mano de Mila, la que por entonces era directora de mi Cáritas parroquial en Tavernes; y pronto descubrí lo maravilloso del mundo de la intervención social y el gusanillo de ser voluntaria y ayudar. Ese empezar como voluntaria en Acogida en Tavernes y luego en un proyecto de grupo terapéutico me abrió los ojos a lo que ahora es mi pasión y lo que más me gusta: la intervención social, que he podido continuar ya como técnico en la Vicaría 8 durante este tiempo.

Quiero que sepáis que he estado muy a gusto, creo que es imposible no estar a gusto con un equipo tan acogedor y facilitador como vosotros; cuesta mucho decir adiós a Cáritas Diocesana, a la casa, que buen nombre tiene porque me he sentido como en un hogar.

Ahora toca decir adiós y comenzar nuevos proyectos que han aparecido sin esperarlos en mi vida, y aunque sin esperarlos, los enfrento con mucha ilusión, tengo la convicción de que es mi camino.

Muchas gracias por todo y quiero que sepáis que no es un adiós, ya que voluntaria voy a seguir siendo; es más bien un hasta pronto.

¡Nos veremos en el encuentro diocesano; y en la Cáritas de Tavernes ya que voluntaria de Cáritas se es siempre!

Si necesitáis algo de mí o de mi Cáritas parroquial no dudéis en poneros en contacto conmigo.

¡Muchas gracias por tanto!

¡Un abrazo fuerte y hasta pronto!

Beatriz Gascón
HAsta ahora, Técnico de Intervención Soial en la Vicaría VIII

 

Hay 1 comentario

Añade el tuyo