Voluntarias contra viento y marea

Voluntarias contra viento y marea


En Banyeres de Mariola existía un equipo de Cáritas con dos o tres personas voluntarias con necesidad de apoyo. El párroco había buscado durante algún tiempo refuerzos pero no encontraba a nadie. Planteó la colaboración al equipo de matrimonios –unas 15 personas– y aceptaron el reto. Celebraron varias reuniones con la técnico de intervención (Pili Segura) y con la coordinadora de zona y  concretaron empezar con la formación que se iba a desarrollar entre los meses de octubre y noviembre.

La sorpresa surgió cuando, al iniciar el curso de voluntariado, las personas participantes eran 31: otras muchas personas de Banyeres querían formar parte del equipo y al anunciar el curso sintieron la llamada para colaborar con la Cáritas parroquial.

Uno de los primeros días del curso coincidió con las fuertes tormentas de la provincia de Valencia y en Banyeres, a las ocho de la noche, la hora de empezar, diluviaba. Los responsables de la formación pensaban que no acudiría nadie, y sin embargo, el local se llenó. La gente se sentía muy motivada.

Además de este, se han celebrado simultáneamente otros dos cursos en el territorio: en Cullera y Gandia junto al que se imparte en la sede hasta el 16 de noviembre. Acaba de iniciarse uno también en la modalidad on-line. En total, en la actualidad, unas 170 personas se forman para ser voluntarias en la diócesis.

Pilar Segura
Técnico de Intervención

Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.